Alby Ojeda

Una de las vertientes más positivas que tiene internet es su poder para revivir viejos dinosaurios extintos. No es extraño que navegando entre el mail y un blog te topes de buenas a primeras con una comunidad que rinde culto a una pieza nostálgica de tu pasado y que entre todos creen a su alrededor una hermandad unida por ese espíritu añejo que reverbera en el fondo de tus recuerdos. Ocurre con viejas series de televisión, antiguas colecciones de juguetes y, como no iba a ser menos, con los videojuegos.

En este caso, se trata de “El club de aventuras AD”, que no es otra cosa sino una comunidad que intenta mantener viva la pasión por ese género de los ochenta que las nuevas generaciones seguramente jamás han oído hablar: Las aventuras conversacionales.

Pero para explicar qué es una aventura conversacional debo primero hablar de espeleología (*).

Aquí está el origen del hombre, del arte y de las aventuras gráficas. 

En lo más profundo de Kentucky, en el siglo XIX, un cazador persiguió a un oso herido hasta una desconocida cueva, donde buscaba refugio. Con el tiempo, esa recién descubierta cueva fue intensamente explorada por su alto contenido en Guano, sirvió de barraca de feria al encontrarse en su interior la momia de un viejo indio disecado, fue objeto de una auténtica guerra legal por los derechos de propiedad y sirvió como sanatorio a enfermos de tuberculosis. Y a medida que se le iba dando más y más uso, parecía que la cueva no tenía fin.

Pasaban las décadas y se iba descubriendo extraña vida endémica y más restos arqueológicos, llegando a declararse Parque Nacional y a ganarse el apodo de ser la cueva más grande del mundo. Su nombre, La Cueva Colosal o Mammoth Cave.

Es en los años 70, cuando una joven espeleológa decidió buscar el final de la cueva y con ayuda de su marido, William Crowther, lo llegó a encontrar. La casualidad es que William era programador y trabajaba en ese momento en Arpanet, el “prototipo” del actual internet. Con el tiempo y movido por una serie de circunstancias personales que le impedían disfrutar de su afición a la espeleología, decidió crear un juego informático donde pudiese plasmar la emoción de explorar y descubrir galerías y secretos de una cueva. Y así nació ADVENT, bautizado posteriormente como “Colossal Cave Aventure”, la primera aventura conversacional.

 Aunque parezca mentira, en este juego hay una gran riqueza de detalles geológicos, puzzles, problemas típicos de un espeleólogo y desafíos naturales.

Éste destacaba por ser un juego basado puramente en texto, en el cual el jugador describía sus acciones mediante una serie de comandos básicos que le permitían realizar acciones como avanzar hacia cualquier punto cardinal, coger y usar cosas o hablar con personajes.

 Un remake avanzado del ADVENT original.

Aunque con un mecanismo primitivo de juego, las aventuras conversacionales fueron todo un éxito en los ochenta, por su gran capacidad inmersiva y su variedad de temáticas. En nuestro país y durante la edad de oro del videojuego español no faltaron la creación de algunas joyas como La aventura Original, El Jabato o la inconclusa aventura conversacional de Superlópez.

 [youtube=http://www.youtube.com/watch?v=OxIxfU_2l_s]

Llegó hasta tal punto su éxito que incluso el género hizo un cameo en la película “Big” con Tom Hanks con un juego titulado “The Cavern of the Evil Wizard”. En realidad nunca existió, pero hoy un grupo de valientes y aguerridos programadores están sacrificando su tiempo libre para recrear dicho juego con todo lujo de detalles.

Aunque parezca mentira, por la red hay mucha gente que lo ha estado buscando como al mismísimo grial.

Con el tiempo, el género evolucionó hasta la aventura gráfica, en la que ya el jugador no debía escribir sus acciones, sino interactuar con un entorno gráfico que recreaba al personaje y el escenario.

Y así, poco a poco, el género fue muriendo, hasta nuestros días, convirtiéndose en algo marginal al que apenas jugaría de forma aislada algún treintañero con un emulador. Pero en los últimos años parece que está resurgiendo con más fuerza, teniendo como estandarte en la comunidad de habla hispana el portal “El club de aventuras AD”. En él no sólo se reviven viejas hazañas y experiencias pasadas, sino que se mantienen a pleno rendimiento creando sus propias aventuras, jugándolas y evaluándolas entre los usuarios, dando pautas sobre cómo crearlas, así como traduciendo recursos y publicando su propio Fanzine informativo. 

Entre todo el listado de juegos online y descargables, es sorprendente encontrar incluso una aventura conversacional de la película ALIEN bastante bien valorada entre todos los jugadores.


En general, “el Club de Aventuras AD” es una interesante iniciativa sin ánimo de lucro que puede servir para potenciar la narración de historias sin necesidad de hacer una inversión monumental en recursos y que puede ser utilizado como vía de escape para cualquier guionista que quiera comenzar a escribir videojuegos pero no tenga a mano un equipo con el que embarcarse en ningún proyecto.

Innocent Hill es la aventura conversacional inspirada en Silent Hill que recrearon en Emezeta para celebrar el día de los santos inocentes. ¿A que ahora el género comienza a parecerte más atractivo?

Fuentes: Wikipedia, Anaitgames, Fase Extra, CAAD, Emezeta

___________________________________________________________________________________

(*) Soy consciente de que empezar hablando de espeleología da un giro innecesario a la exposición, pero creo que es un interesantísimo ejemplo de cómo las experiencias vitales de otros campos pueden aportar un nuevo punto de vista a la hora de plantear un proyecto. Y eso es un punto fundamental que debe entender todo buen guionista si pretende innovar, independientemente del campo en el que se mueva.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked*

You may use these HTML tags and attributes:<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

11 thoughts on El Club de Aventuras AD, una gran alternativa lúdica.

  1. ¡Muy interesante! Me gustaría aportar un detallito: las aventuras conversacionales tal vez estén muertísimas en Español, pero en Inglés siguen gozando de una legión de seguidores. Se las conoce como Interactive Fiction (IF), y hay disponibles unos cuantos motores libres para permitir a cualquiera que tenga una buena idea construir su aventura y distribuirla (Zork, por ejemplo, o Twine, que permite exportarlas como páginas web)

    De hecho hay concursos de IF bastante sanotes (http://www.ifcomp.org/). Vaya, que si a uno le siguen picando las ganas de jugar, tiene con qué rascarse 😀

    • albynubio

      ¡Qué bueno! No tenía ni idea de que se seguían haciendo concursos. Para mí fue todo un descubrimiento el Club de Aventuras, porque pensaba que el género estaría más que desaparecido y sin embargo me alegró descubrir que seguía latiendo, y además, con su buena comunidad en español. Quizás el género se termine perfeccionando y fusionándose con algún formato nuevo en el futuro y encuentre una nueva salida comercial, pero mientras tanto, si la pasión es la que lo mantiene vivo, se mantendrá por puro romanticismo.

  2. Denis

    Tengo que decir que he entrado en la página y he bajado algunos juegos y la verdad que han estado entretenidos xD

    • albynubio

      ¡Jajaja! Yo le tengo ganas al de Alien, la verdad. Ahora sólo tengo que encontrar el hueco para echarle unas horitas :p

  3. chocodrop

    Siempre que pienso en este género me viene a la cabeza el “Nueve príncipes en Amber”, la de veces que llegué al mismo punto y no supe como avanzar. Buscando información ahora me he dado cuenta del porqué, fue un juego de MSX, del 85, y yo con apenas 7 años tampoco tenía mucha experiencia, ni siquiera recuerdo si el juego era mío, pero aún me acuerdo de algunos textos >_<.

    • albynubio

      Para mí el juego que se me viene es el “Templos Sagrados” en su versión Amiga (es la ilustración que encabeza el artículo). Recuerdo que siempre lo dejaba de lado, pero una tarde de un sábado, estando sólo en mi casa, me empeñé en pasarme todo lo posible el juego. No pude pasarme muchas pantallas, pero al menos cogí mucha agilidad escribiendo sin mirar el teclado XD

  4. Totemalf

    Tengo que reconocer que nunca he jugado a una aventura conversacional, yo empecé directamente con las AG. Siempre he pensado que serían algo así como los libros aquellos libros de “elige tu propia aventura” pero a lo bestia. Me ha entrado el gusanillo, nunca es tarde para probar…

    • albynubio

      No estoy del todo seguro pero creo que los libros de “Elige tu propia aventura” surgieron a raíz del éxito de las Aventuras Conversacionales.
      Si tienes curiosidad por probar algo, te recomiendo que le eches un vistazo al “Club de las aventuras AD” porque es una buena comunidad al respecto. No sólo mantienen un ranking de las mejores, sino que hacen comentarios y en sus foros mantienen viva la llama por la creación.
      ¡Quien sabe, con la misma te anima incluso a crear tu propia aventura! 😉

  5. Anónimo

    Alguno ha dicho por aqui que ha encontrado “Alien”, Me alegro, soy parte del eaquipo creativo y espero que disfrutes.
    A los que dicen que este genero se ha quedado antiguo… eso dijeron de los libros cuado salió el cine.
    Jugad y hablamos

    • albynubio

      ¡Hola, miembro del equipo creativo de Alien!
      Me alegra verte por aquí ya que podré felicitarte por el esfuerzo de crear una aventura conversacional sobre la película. No he podido verlo en profundidad, pero con lo poco que he visto me ha dejado muy buen sabor de boca. Y me alegra también ver que la comunidad está manteniendo vivo el género, no sólo distribuyendo material antiguo, sino creando nuevo desde cero.
      ¡Mucha suerte y espero que la propuesta dure por mucho tiempo!

  6. Pingback: Crónica del I Encuentro Nacional de Ficción Interactiva “Dédalo”. | Todo sobre guion de videojuegos – SKIP INTRO