Alby Ojeda

OUYA ¿POR QUÉ AHORA?

La nueva generación ya está aquí. A pesar de que el público se encuentra en medio de una crisis económica global y juegos como Watch Dogs o GTA V demuestran que todavía la actual generación tiene tirón, las grandes empresas intentan convencernos de que necesitamos una nueva consola. Llevaban durante un par de años tirando indirectas, insinuando que si la gente compraba menos juegos de paquete y les generaban pocos beneficios era sólo porque los Gamers querían un aparatito nuevo.

Y así estamos ya a mediados del 2013, tras un E3 en el que hemos visto a Microsoft inmolarse en público y con una “carrera consolística” que prácticamente otorga ya como ganadora a Sony sin mover ni un sólo músculo. Y no porque la Playstation 4 sea mejor consola, sino porque la Xbox One se ha vendido con un auténtico despropósito. Poco favor le hará ya al gigante americano el recular y corregir la política que tantas fuentes de burlas sirvió para internet, tras conocer el último clavo que ha sido su precio. No sólo Sony ofrece una consola más atractiva y “respetuosa” con el público al que trata como un usuario en lugar de como a un cliente, sino que encima es 100 euros más barata, dejándola en un precio de salida de 400 euros.

Sin embargo y aunque pueda sorprender que una consola como la Playstation 4 en su lanzamiento  pueda tener un precio inferior a los 600 euros que tuvo en su momento la Play 3, tenemos que recordar el dato con el que abría este post: estamos en crisis. 400 euros de 2013 no equivalen a 400 euros de 2007. Esa cantidad, equivalente a casi el sueldo base español, puede significar el alquiler de un mes o una compra familiar mensual. O el pago de una hipoteca que está asfixiando a una familia o los ahorros de un estudiante para buscar trabajo en Alemania.

Y aquí es donde está la clave: en un momento histórico donde el paro juvenil lleva años disparado, en una situación en la que los ingenieros deben emigrar para malvivir sirviendo copas, el Target principal de las grandes consolas (varones de clase media +30) no tiene posibilidades de gastar en ocio tan libremente como lo hacía hace seis años. Y aunque ponga como ejemplo la situación en España, esa misma crisis está golpeando con la misma fuerza a otros países, incluso a aquellos con fama de ser los “carros europeos”.

No es de extrañar que en tiempos de crisis, el consumo de juegos a través de móviles y tablets se haya disparado, mientras que el de consolas haya empezado a disminuir, al menos en España. La oferta de juegos con precios que giran en torno al euro es muy jugosa, frente a otras experiencias lúdicas que alcanzan los 60 euros. El público quiere jugar, incluso en tiempos de crisis gasta más en ocio que en otros periodos como un vehículo legal para huir de la realidad, y le da igual que sea con gráficos hiperrealistas o con pájaros con problemas de gestión de ira. A efectos prácticos, la diversión no entiende de tecnología.

Es en este caldo de cultivo, en el que el público demanda diversión a bajo precio y las empresas pueden ofrecer un producto con una ejecución mínima de dinero en desarrollo, donde surge una nueva oferta de consolas lowcost. Aunque a priori pueda parecer innecesaria para unos, la apuesta obedece a una demanda que algunos sectores han sabido rellenar antes de que las grandes empresas den el primer paso.

Al fin y al cabo, las mal denominadas “Consolas android” son en realidad “Micro-consolas”. Aunque su nombre diga lo contrario, no intentan competir ni con las Consolas de alto calibre ni con los sistemas táctiles basados en Android. Su sector es semejante al de los Netbooks, portátiles de bajo coste y con poca potencia, que ofrece un servicio a la medida de ciertos hábitos. Y esos hábitos están muy bien estudiados, porque no estamos hablando que sea Ouya la única propuesta de unos locos del hardware que han sacado su locura de producto en el garaje de su casa. Estamos hablando de una auténtica carrera empresarial por posicionarse en un nicho inexistente hasta ahora, con una frenética oferta de productos.

UNA ENTRADA EN ESCENA UN POCO AGRIDULCE

Ouya puede que no sea la mejor de todas las ofertas que están surgiendo casi como hongos (y eso aún estará por ver). Sin embargo, sí ha sido la más mediática gracias al golpe de efecto dado el año pasado con su histórico Kickstarter y que, junto a Double Fine y su Broken Age, ha dado el empujón final al crowdfunding como sistema de financiación (creando lo que algunos agoreros llaman la “burbuja Crowdfunding”.) Y eso lo ha conseguido, entre otras cosas, gracias a que ha sido la primera en posicionarse, pudiendo comprarse ya en algunas tiendas online, aunque en España parece que todavía nadie le hace caso.

Sin embargo, como ocurre con todo lo pionero, los problemas no han sido pocos. Por un lado, el retraso en los envíos a algunos “Backers” ha empañado un poco la ilusión de aquellos que aportaron su dinero cuando la consola sólo era un proyecto sobre papel. Por otro, y ya en menor medida, la llegada a casa de la consola trae una desagradable sorpresa de la que nadie había hablado, en forma de “pago extra de 20 euros por impuesto tecnológico de aduanas”. En el propio kickstarter se aseguraba que los gastos de envío estaban incluidos y por eso han sido muchos los que han protestado a la compañía por ese coste adicional.

Por suerte yo no pertenezco al primer grupo y hace un mes llegó mi consola, permitiéndome trastear lo suficiente como para corroborar que mi apuesta por Ouya, de momento, es a caballo ganador.

OUYA FRENTE A OTRAS PLATAFORMAS

Pero, ¿por qué, de entre toda la oferta lowcost, debería alguien pagar por una consola que no se distribuye en España? Partamos desde el target de Ouya. Sony parece que ha tomado la responsabilidad de ofrecer una consola propia para el gamer clásico. Xbox One ha demostrado que con su presentación de fútbol y televisión se dirige hacia el “nuevo casual” (varón +40, casado, sin tiempo para jugar, consumidor de cine de acción y juegos de deportes). Nintendo sigue apostando por el jugador casual, peleándose en el sector con las tablets y móviles que ofrecen un juego más barato e inmediato. Y queda el PC, quien no sólo ofrece la suma de todos los productos anteriores, sino que además, incluye una cantidad enorme de juegos indies.

Ouya se dirige hacia ese sector semejante al PC de juegos indies y lowcost, aprovechando el florecimiento de todos esos estudios que crean juegos y aplicaciones para móviles y que únicamente pueden ver su producto en un mercado dominado por Google o Apple. Ouya crea un nuevo sistema de distribución alternativo para los juegos indies pero, a diferencia del PC y hasta la llegada de la “Steambox“, en el salón. Obviamente su espíritu no pretende ser de consumo masivo, a pesar de su espectacular acogida en el kickstarter, sino atacar a un nicho que en los últimos años ha sido bastante maltratado por la industria. Sin embargo, ¿cómo se enfrenta a su competencia más directa?

OUYA vs TABLETS
El mercado de las Tablets y los Smartphones es el que está llevando ahora mismo la voz cantante en el consumo de juegos. Su precio competitivo y su oferta de juegos inmediatos le han comido terreno a las grandes consolas. Ouya recoge el testigo comercial y apuesta por ese mismo modelo de negocio pero incorpora un adelanto que una tablet no tiene: el mando. Sólo hay que comprobar lo ortopédico y antinatural que es un juego de plataformas con una cruceta virtual para entender lo determinante que puede ser el lanzar un juego de un género determinado en esas plataformas. En otros artículos he profundizado en la importancia que tiene el sentido del tacto para sumergir al jugador en el juego y Ouya rellena ese hueco incompleto dentro de la oferta de juegos de Android.

OUYA vs SMARTPHONES
Precisamente para contrarrestar el problema del control en según qué géneros, smartphones como el Galaxy S4 permiten ser conectado a la televisión y a un Gamepad Bluetooth para disponer así de una mini consola Android. De esta manera es cierto que habríamos resuelto el problema del control, sin embargo sólo sería un parche para un problema mayor: los juegos de GooglePlay no se diseñan pensando en que el público utilice un Gamepad Bluetooth. Todos los juegos se hacen pensando en que el consumidor masivo de ese market lo utilizará a través de su interface táctil, así que no se puede dar por sentado que el jugador va a comprar y conectar un aparato externo para disfrutar del juego.

Sin embargo, el mando de Ouya sí está pensado para acoger ambas posibilidades. Su control analógico permite el uso de juegos clásicos tipo plataformas o FPS y la pequeña zona táctil de la que dispone, semejante al ratón táctil de un portátil, nos permite disfrutar de esos juegos destinados a tablets. Y por si ésto fuera poco, el market de Ouya incluye la app Blue Board que permite conectar por bluetooth tu smartphone o tablet a la consola para usarla como un teclado externo. Así que es cuestión de tiempo que alguien saque una app que permita la conexión para el control, convirtiéndola en una especie de WiiU basada en Android.

Esta versatilidad en el control permite a los desarrolladores crear juegos con un control clásico, optimizadas para televisión, sin la limitación de los táctiles (como ha sido hasta ahora) y con una licencia de desarrollo ínfima para una consola destinada al salón.

OUYA vs OTRAS CONSOLAS LOWCOST
Aunque todavía es pronto para aventurar nada y dar un ganador ante toda la oferta que aparecerá en un sector del que muchos todavía dudan si tendrá éxito o no, podemos empezar a hacer comparativas sobre por qué campos tirará cada consola. De momento las competencias directas en el mismo parecen que son otras dos consolas lowcost: M.O.J.O. y Gamestick.  Existen otras como Shield de Nvidia o Gamepop, pero aquellas otras parecen que son las que están acaparando ahora más publicidad a la cola de Ouya.

M.O.J.O. es la propuesta de la empresa fabricante de periféricos MadCatz y tiene como ventaja principal que no dispone de market propio, sino que permite jugar con los juegos que se hayan comprado previamente en el GooglePlay. Obviamente tiene como beneficio el que no tendremos que comprar el juego que tengamos para nuestro tablet dos veces, pero sin embargo, remite el mismo problema que el utilizar un Gamepad Bluetooth: ¿por qué comprar una consola que ofrece principalmente juegos para táctiles y que me permite jugar a los juegos que ya tengo en mi tablet? Y por otro lado la pregunta es ¿vale la pena jugar en televisión a juegos no optimizados para esa resolución? Y si no tiene market propio, entonces ¿dónde tiene M.O.J.O. su fuente de ingreso? Precisamente en el segundo punto negativo: sólo acepta periféricos de marca MadCatz, al contrario que Ouya. Y posiblemente tendrá un precio mayor de lanzamiento para compensar que no tiene market. Si deseas saber más, puedes leer esta comparativa Ouya vs M.O.J.O. de mano de alguien que pudo probar ambas en el E3.

Gamestick es la competencia más directa de Ouya, ya no sólo por su minúsculo diseño del tamaño de un usb o su precio algo inferior, sino sobretodo por su prometedor catálogo que parece que incluirá joyas como Another World, aunque el resto de juegos se complete con títulos que llevan tiempo pululando por el market de Ouya. Y por otro lado, la Gamestick, al contrario que Ouya, carece de zona táctil en su mando, eliminando de su catálogo cualquier juego desarrollado para ese tipo de control. De momento, únicamente está en pre-venta en Game UK, cadena que se ha hecho con la exclusividad de su venta, así que en este tiempo Ouya está ganando en posicionamiento mediático y distribución en otras tiendas como BestBuy o Amazon.  Será sólo cuestión de tiempo el ver qué estrategia cala mejor.

LOS PUNTOS FUERTES DE OUYA

Si confío en que Ouya tenga éxito ya no entre sus iguales, sino entre el resto de la industria, es por su puntos claves que le dan ventaja sobre el resto:

UN MODELO DE NEGOCIO PARA TODOS LOS BOLSILLOS
La política de venta es uno de los mayores aciertos que ha tenido la consola para asegurarse tener un buen catálogo de lanzamiento. Su modelo de negocio “Freemium” ha permitido tener más de 150 juegos disponibles en descarga, listos para jugar, desde el primer día. El usuario siempre podrá descargar y probar antes de comprar nada, permitiéndole así asegurarse que va a gastar su dinero en algo que realmente le guste. De esta manera, permitirá al desarrollador la libertad de poner sus juegos y apps de forma gratuita, publicar una demo y desbloquear el juego con un único pago o adoptar un modelo basado en micropagos o suscripción. Es un modelo bien conocido en los markets de smartphones pero poco explotado en consolas.

LA CLAVE ESTÁ EN EL MANDO
De una manera muy inteligente, los creadores de Ouya han apostado más por pulir y promocionar su mando antes que la propia consola en sí. A diferencia de las grandes consolas, que se guardan hasta el último momento la forma final de su aparato como si fuese lo verdadero importante, la consola en sí de Ouya queda en segundo plano. Ésto se debe a que a la hora de la verdad, la consola no es más que un electrodoméstico que esconderemos bajo la tele y sólo miraremos para apagar y encender. El verdadero vínculo con el jugador es a través del mando así que han procurado invertir todos los esfuerzos en su diseño.

No solo visualmente recuerda mucho al de Xbox, sino que el propio control es bastante semejante. Pero el añadido de la zona táctil, para permitir el uso de juegos de tablets y smartphones que lo requieran, es uno de sus grandes aciertos. Al fin y al cabo la siguiente innovación que ya hemos visto en la próxima generación, al igual que el control gestual lo fue en la generación pasada, es la incorporación del sistema táctil en WiiU y en Playstation 4.

Y por si ésto fuera poco, he podido comprobar cómo Ouya permite la conexión de un mando oficial de Xbox 360 y de Playstation 3 vía usb (por lógica permitirá también la inalámbrica vía Bluetooth) así que de no estar contento con la respuesta del mando oficial, puedes usar tu mando favorito.

Si a eso le sumamos la app ya comentada del Blue Board para controlar la consola a través de un tablet, se nos ofrece un amplio abanico de posibilidades.

07

HARDWARE DESNUDO
Su carácter lowcost da libertad de movimiento para la experimentación y eso se muestra en su política “Open Source”. Mientras otras empresas luchan para que el usuario no toquetee las entrañas de su carísimo producto, Ouya libera sus planos para que cualquiera pueda trastear con la consola y hacer lo que desee. De esta manera, la empresa consigue que su departamento de I+D esté formado por millones de personas que pueden dar lugar a asombrosos adelantos. Si ya vimos en su momento ejemplos como el de Johnny Chung, quien en un sistema cerrado como la Wii creó un sistema de control tipo “Minority Report” que le valió ser reclutado por Microsoft para desarrollar Kinect, imaginemos ahora qué pasará en el futuro. Y las posibilidades no sólo quedan en una mera curiosidad, ya que gracias a la política de Ouya, Johnny Chung no sólo habría podido crear el sistema de control tipo “Minority Report”, sino fundar una empresa para replicar y distribuir el producto.

LA FUERZA DE UNA COMUNIDAD
Pero sobretodo por los valores añadidos que tiene la consola, que van más allá del propio hardware. De nuevo, su política “Open Source” le permitirá crear una enorme comunidad que desarrollará software sin límite alguno, y con un mínimo de inversión en licencias. Sólo tenemos que ver la larga vida que le otorgan a los productos las comunidades que surgen alrededor de juegos como “Little Big Planet” o “Skyrim” únicamente por su política de tratar al usuario como un creador. Imaginemos ahora lo que puede ocurrir ya no sólo respecto a un juego, sino con una consola.

PLATAFORMA MULTIMEDIA
Y por si fuera poco, la irrupción de Ouya a nivel mediático ha servido para atraer la atención de otros sectores de ocio que tanto luchan consolas como la Xbox One por ofrecer. Tanto que se les llena la boca a Sony y Microsoft al definir sus consolas como “plataformas multimedia”, eso mismo lo está consiguiendo Ouya y con coste mil veces inferior debido a que su sistema basado en Android así lo permite. Plataformas como Onlive, TuneIn o Vevo ya se están optimizando para ofrecer sus servicios en esta pequeña consola de bajo coste. Y es que, si un servicio externo tipo Vimeo o Instagram ven de forma obligada su presencia en plataformas móviles, ¿por qué no van a aprovechar que ya han lanzado su versión Android para rentabilizarla estando presentes en una consola para el salón?

DESEMPAQUETANDO LA CONSOLA

El haber puesto dinero en el Kickstarter hace un año me ha convertido en uno de esos privilegiados que ha podido conseguir una consola antes de su lanzamiento y un bonito emblema en su perfil de usuario. Lejos de ese beneficio superfluo, aporté dinero convencido de que el proyecto Ouya valía la pena por todo lo que podría ofrecer a largo plazo. Y como alguien que se dedica profesionalmente a la creación de apps y juegos he visto en Ouya una oportunidad, que de tener éxito, puede dar muchos beneficios a los desarrolladores indies.

Y así, el 25 de Mayo me enviaron directamente desde Hong Kong mi consola a través del sistema de mensajería DHL, por el cual pude monitorizar su viaje. De esta manera descubrí cómo de Hong Kong a Alemania apenas tardó un día en viajar; cómo de Alemania a España sólo tardó cuatro horas; pero una vez entró en nuestro queridísimo país tardó toda una semana en llegar desde Alicante hasta Canarias. Y ya en la puerta de mi casa, recibí la inesperada visita del “pago extra por aduanas”.

Pero con la consola ya en mis manos, las sorpresas sólo fueron agradables. La primera de ellas que el packaging era del tamaño de una caja de zapatos, con el emblema de Ouya en textura brillante sobre negro mate.


Una vez abierta la caja, apareció la siguiente sorpresa. Si hay algo que sabe hacer un buen departamento de marketing es hacerte la pelota para hacerte sentir especial por haber comprado su producto. ¡Y vaya si éste lo cumplió! Al abrir la caja negra apareció ante mí en blanco sobre rojo brillante un mensaje que estimula directamente en lo profundo de cerebro reptiliano. Ya no sólo por su forma en base al uso de unos colores combinados con mucha fuerza (rojo, negro y blanco… que le pregunten a los Nazis si son efectivos) sino que el mensaje habla de creer, de fe, de algo que se almacena en nuestra parte más primitiva. En España ahí habríamos puesto la garantía grapada a la factura.

Bajo el papel llega el primer contacto con la consola: enganchado a una superficie plástica aparecen únicamente el mando y a su lado la consola, que sorprende por su minúsculo tamaño. Bajo la superficie plástica es donde se esconde de forma elegante todos los demás componentes guardados en pequeñas bolsitas de plástico.

El mando desde el primer vistazo recuerda mucho al de Xbox, con sus gatillos y su disposición de cruceta y sticks. Pero lo que más me llamó la atención a posteriori fue la zona táctil entre el stick derecho y la cruceta. No existe ninguna marca ni relieve que dé una pista de su existencia. De hecho, lo descubrí por accidente navegando en el menú del sistema, al rozarla con el dedo y ver un cursor cruzar por la pantalla. Su diseño está tan bien integrado que da un aspecto de solidez entre todas sus junturas, hasta tal punto que tuve que mirar en internet cómo se colocaban las pilas ya que no hay ningún signo de abertura. De hecho, si has llegado a esta post buscando cómo colocar las pilas en el mando de la Ouya, te comento que tienes que quitar las dos tapas grises que hay a cada lado en la zona superior, alrededor de los botones y el stick izquierdo. Y debes empujar con un poco de fuerza hacia el exterior ya que los imanes que sostienen las tapas son bastante potentes.

La consola en sí es un pequeño cubo metálico con acabados en negro y alguna transparencia en la zona superior. El botón de encendido se encuentra en la zona superior y en su parte trasera se encuentra su entrada de alimentación, un USB, un micro USB, la entrada HDMI y una para el cable de internet por si lo necesitas. En funcionamiento no hace absolutamente nada de ruido y apenas se recalienta. Aunque de serie incluye 8 gigas de ram (bastante suelto para juegos que tienen de media unos 100 megas) en próximas actualizaciones del sistema se permitirá almacenar juegos a través de su USB. De momento he podido comprobar que el mando de la Xbox 360 funciona perfectamente a través de su USB y he podido cargar algunas ROMS a través de un pendrive.

Respecto al tamaño, es sorprendente cómo el mando es bastante más voluminoso que la propia consola. Algo lógico por otro lado, teniendo en cuenta que no necesita formato físico ya que todas las operaciones se realizan a través de internet.

Respecto a los complementos que incluye la consola, éstos son un cable HDMI, una fuente de alimentación adaptable al sistema europeo, dos pilas y un manual de instrucciones minimalista de 11 páginas con unas breves instrucciones para poner en marcha el aparato junto con las clásicas advertencias de seguridad. Eso sí, en cinco idiomas incluido el español.

Una vez puesta en marcha, y tras una actualización del sistema automática que realiza al enganchar la Wifi, una animación con el logotipo de Ouya nos da la bienvenida.

Ya en el menú principal su interface nos permite acceder al contenido a través de cuatro opciones:
Play. Para jugar a los juegos que hayamos descargado.
Discover. Nos permitirá acceder al market.
Make. Es la zona para que los desarrolladores puedan trastear con los Devkits.
Manage. Todo lo relacionado con el Setup y la gestión de nuestra cuenta.


La sección “Play” es la que menos actualizaciones ha recibido. Con un aspecto muy semejante al interface inicial de Xbox, nos permite navegar rápidamente a través de las portadas de los juegos que hayamos descargado. Una vez seleccionado el juego que deseamos, podremos activarlo para jugar o acceder a su información e incluso votarlo con un equivalente al “Me gusta” para hacer que gane posiciones en el ranking de la web.
La sección “Discover” es la que más actualizaciones ha recibido, prácticamente una a la semana. Poco a poco han ido afinando y mejorando su estructura aunque aún deja un poco que desear por lo poco intuitiva que es. De hecho, esta captura es de los primeros días que tuve la consola.19Pero en el tiempo en el que he estado preparando el post la cambiaron a esta otra estructura.

Se echa de menos una opción para ver todos los juegos ordenados alfabéticamente. O incluso poder descargar el juego que te interese a través de la web oficial de Ouya, al modo en que lo hace GooglePlay, ya que de momento es más cómodo buscar los juegos en la página. Es de suponer que próximamente sea una opción que añadirán, al igual que lo de potenciar la socialización del perfil creado puesto que aún no tiene ninguna utilidad.

La sección “Make” incluye, además, un navegador que nos permitirá abrir páginas web con todas las incomodidades que conlleva el utilizar un mando como teclado. No sería de extrañar que el USB permitiese la conexión de un teclado y un ratón, pero todavía no he hecho la prueba ni lo he consultado en ningún foro.
Y por último, la sección “Manage” que es una vieja conocida para aquellos que ya hayan usado un móvil o tablet Android.

LA OFERTA DE JUEGOS

Nadie se compra una consola sólo porque sea de líneas agradables y tenga un interface innovador. La base de toda consola son sus juegos y lo que al final nos termina decantando o no por su compra. De momento, los juegos de su market están un poco “verdes” todavía. Y no me refiero a que sean todos juegos amateurs (ahí está el Final Fantasy III” por ejemplo) sino a que son juegos que en la mayoría de los casos han sido portados desde GooglePlay y se nota. Entre los errores más comunes están un control no muy depurado, pantallas pixeladas al no estar adaptadas al formato de televisión o cometer algunos errores básicos en el diseño de aplicaciones. Si eres un desarrollador y quieres profundizar en el tema, aquí puedes leer una serie de consejos que te podrán ser de ayuda.

Ahora mismo cuenta con unos 238 juegos en su catálogo, todos ellos totalmente disponibles para jugar de forma gratuita. Es normal que en una fase tan temprana y gracias a la “democratización del sistema” hayan juegos de baja calidad, pero eso no quita que no hayan algunas joyas que rivalicen directamente con los más grandes.

De momento, algunas conclusiones a las que he podido llegar probando esos juegos es que:

Creatividad antes que potencia. Hay algunos juegos que intentan poner al límite la consola y por su falta de optimización se ralentizan e interfieren en la experiencia. La consola no necesita medirse con las grandes porque tiene su propio nicho en el sector indie y éste destaca por su creatividad, no por su despliegue gráfico.

Apuesta por el multijugador local. Que la consola permita la conexión de cuatro mandos es un gran punto a favor. Si esos mandos no tienen por qué ser oficiales ya es para aplaudir. Y que hayan bastantes juegos desde la primera semana basados en mecánicas de multijugador local es ya para quitarse el sombrero. Es algo que se ha dejado de lado en la industria y era necesario recuperar. No, el “Singstar” y el “Dance Dance Revolution” no cuentan.

Hay espacio para los MMO. De hecho, ya hay un par de juegos que funcionan bajo suscripción que te permiten jugar en red contra otros jugadores.

Juegos en streaming para estar a la última. Precisamente en el E3, NVidia utilizó la Ouya para jugar al Borderlans 2 y demostrar que es una buena plataforma para jugar en streaming. Y la app “Kainy” te permite jugar de forma remota tus juegos de PC, haciendo lo que NVidia pretendía con su “Shield”.

Amor por el emulador. Su parte más polémica es precisamente la que atañe a los emuladores que Ouya permite tener en su market (sin Roms, por supuesto) pero que las grandes empresas no ven con buenos ojos ya que siguen comerciando con algunos títulos míticos a precio de oro. Pero de momento siguen estando disponibles y no parece que vayan a retirar, emuladores para Atari 2600, Megadrive, Supernintendo o incluso PSX. Reconozco que soy un amante de los emuladores y no pierdo la oportunidad de volver a jugar al Zelda de Supernintendo o al Yoshi’s Island cada cierto tiempo, así que si ahora puedo hacerlo sentado en el sofá, bienvenido sea.

Continuas actualizaciones del catálogo. Algo que sí me ha sorprendido es la cantidad constante de incorporaciones que se añaden semanalmente al market. Algunos son títulos conocidos, otros no tanto, pero de todos puedes echarles un vistazo previo en su web que actualizan junto con el market de la consola. De hecho, una de las últimas actualizaciones que acaban de realizar en su site es la incorporación de un ranking con los juegos más votados. Una buena guía para ir a tiro hecho hacia los juegos que están teniendo una mejor acogida.

UNA SELECCIÓN DE JUEGOS

Pero basta ya de palabras y vamos directos a las recomendaciones. Tras todo este tiempo jugando y probando todo el catálogo puedo recomendar unos cuantos juegos que hay dentro del market, por si todavía tienes alguna duda de si vale la pena o no hacerse con la consola.

TOWERFALL
KingsCourt

Con diferencia el mejor juego que hay en todo el catálogo. Adictivo como él solo y muy agradable a la vista. Se trata de una especie de “Smash Bros” pero con arqueros a un ritmo frenético. Altamente recomendable y por lo que me ha parecido leer se trata de una exclusiva temporal de Ouya. Y lo mejor es que permite hasta cuatro jugadores de forma simultánea.

SHADOWGUN
tegra_3_01_720

Más que por su diversión, nombro el juego por su calidad gráfica. No deja de ser un clon del “Gear of war” genérico y sin personalidad, pero es una muestra de hasta dónde puede llegar la consola. Vale la pena echarle un vistazo a la demo para evaluar su alcance.
BOMBSQUAD
appStorePic2_ouya

Otro juego multijugador local aditivo. Debemos cooperar para expulsar del escenario a los enemigos a base de puñetazos, bombazos o las ventajas aleatorias que nos otorguen distintos ítems. A destacar el uso de su banda sonora basada en temas de música clásica, como la Obertura de Guillermo Tell como componente principal para dotar de frenetismo al ambiente.

THE BARD’S TALE
0001

Reconozco que me llevé una muy grata sorpresa al encontrarme con este viejo juego de Play 2 dentro del catálogo. The Bard’s Tale es un juego de rol de perspectiva isométrica que destacó en su momento por su gran sentido del humor y su ambiente paródico dentro del género con más de 20 horas de juego. No en vano un juego que dedica sus primero minutos a mostrarte a unos borrachos cantando una canción celta dedicada a la cerveza debe tener bien clara sus prioridades.

POLARITY
screen05

Un clon del “Portal” creado por unos estudiantes. Es bastante entretenido y continúa  de forma bastante digna el sendero creado por Valve.

ICE RAGE
IceRage-Screenshot-06

Un juego de Hockey Multijugador local muy divertido. A su manera, la jugabilidad recuerda bastante al clásico “Speedball” de Amiga.

FLASHOUT 3D
1

Un clon del Wipeout aunque con un poco menos de sensación de velocidad y un control un poco desafinado. Sin embargo es perfecto para los nostalgicos.

BOMBBALL
BombballSS1

Otro juego bastante divertido con la mecánica de Hockey para multijugador local pero con un diseño exquisito.

CANABALT 3D
device-2012-03-10-112109
El de toda la vida pero con entorno 3D y un diseño de personaje sin el encanto del pixel. La versión completa incluye desafíos, varios escenarios a lo largo de la ciudad y la posibilidad de poner los gráficos en el modo clásico.

LEAGUE OF EVIL
5

Un plataformas pixelado bastante entretenido. Exactamente el mismo juego que la versión en flash.

BEAST BOXING TURBO
Screenshot1-Piglas

Un título que me sorprendió gratamente. Es un juego de boxeo ambientado en un universo en el que los humanos tienen vetada la participación en los torneos. Encarnamos a una humana que se disfraza y entrena duramente para convertirse en campeona. Vale la pena, no sólo por su premisa narrativa sino por su dirección de arte y sus gráficos HD.

DEEP DUNGEON OF DOOM
screenshot3

Otro de mis juegos favoritos dentro del catálogo. Un juego de rol en el que exploramos diversas mazmorras pero con una mecánica adaptada para tablets en el que sólo debemos hacer un click en el momento adecuado y que encaja como un guante en el control de Ouya.

ORGAN TRAIL: DIRECTOR’S CUT
03

No te dejes engañar por su ejecución gráfica inspirada en el Atari 2600, Organ Trail es un Survival de zombies donde tendremos que saquear alimentos y tomar decisiones para que nuestro equipo pueda sobrevivir. Tus aliados pueden enfermar de disentería y deberás decidir qué hacer cuando son mordidos.

THE LITTLE CRANE THAT COULD
PXst1QOnSGGHJ8rN3s3n_ouyasandbox_sm

Este pequeño bastardo simulador de grúa me tuvo a lo tonto enganchado durante casi una hora simplemente para aparcar en batería. Ya en la segunda fase, cuando tenía que encestar una pelota de baloncesto fui consciente del tiempo perdido y sentí vergüenza ajena. Lo comento aquí como una forma de expurgar mi vergüenza.

AMERICAN DREAM
screen2

Un simulador de Broker creado por Terry Cavanagh, autor del “VVVVVV”. Vale la pena echarle un vistazo por lo curioso y por lo experimental.

GLOBULOUS
ss2

Un juego de puzzles al estilo Tetris muy interesante y agobiante, como todo buen juego de puzzle al estilo Tetris.

NATURAL SOCCER
shot2

Un juego de fútbol que recuerda al clásico “Kick Off“. No soy muy amigo de los juegos de fútbol pero reconozco que éste tiene su toque divertido.

FAST FAST LASER LASER
screenshot3 (1)

Un clon del “Bomberman” pero con lásers. Con multijugador local y tan complicado como divertido.

DON’T LOOK BACK
dlb2

Otro juego creado por Terry Cavanagh. Esta vez se apoya en los gráficos clásicos del atari 2600 para contar una historia de tintes mitológicos. Un gran ejemplo de narrativa llevada al videojuego y sin usar ni una sola linea de texto.

HERO’S ADVENTURE
screen1

Una vez más, un juego de Terry Cavanagh. Esta vez utiliza la mecánica de un JRPG para contar una historia breve de dos minutos de duración que sirve para reflexionar. Y no digo nada más para no hacer Spoiler.

Y de momento, eso son todos los juegos que más me han llamado la atención. Me dejo en el tintero algunos MMO como el IMech Online, el Guns’nGlory que es un famoso Tower Defense de tablets o el propio Final Fantasy III junto con los nuevos juegos que han entrado esta semana. Si los he obviado no es porque sean malos juegos (que muchos lo son) sino que no me han parecido que puedan destacar por encima de otros juegos del GooglePlay.

CONCLUSIÓN FINAL

Lejos de querer concluir con un resumen a nivel tecnológico de las posibilidades y carencias del aparato me gustaría hacerlo con la respuesta emocional que he sentido al usarla. Tras enchufarla, navegar por su market y empezar a probar los primeros juegos por un instante volví a sentir lo mismo que sentía con 12 años mientras jugaba en mi adorado Amiga 500. Tenía ante mí cientos de juegos de variada calidad, algunos muy buenos, algunos fallidos, pero sobretodo, divertidos. Volví a sentir por unos instantes que no importaba el desarrollador que estuviese detrás, ni la publicidad que me había tragado meses antes, simplemente tenía a mi disposición un catálogo de juegos honestos y que posiblemente habían sido creados con mucha ilusión. Por unos instantes sentí entre mis manos la misma sensación que tenía jugando al Bomb Jack, al Rainbow Islands o al (¡Dios santo, qué maravilla!) Turrican 2.

Ésto podría ser sólo una sensación personal y subjetiva provocada en mí por las expectativas que podría tener acumuladas tras un año esperando la consola. Sin embargo, mis dudas se me aclararon cuando al enseñarle la consola a mi novia ella exclamó con ilusión “¡Pero si es como la Creation!”, la versión pirata de la antigua NES y su equivalente nostálgica de mi Amiga 500. En ambos casos y sin mediar palabra al respecto floreció esa misma extraña sensación que ya creía olvidada tras años hostigando el callo jugador a base de zombies hiperrealistas y kilométricos Sandbox.

Ouya es una consola “en proyecto”. Juzgarla ahora cuando apenas tiene un mes de vida no sólo es prepotente sino sería un error. Es cierto que de momento su catálogo carece de títulos potentes, su potencia de hardware podrá quedar pronto desfasada por nuevos tablets y su target está reducido a un sector que puede verse fácilmente atraído por el PC. Sin embargo su política de comunidad y la “democratización de desarrollo” que permite su sistema operativo, son valores añadidos tan poderosos que mi instinto me está gritando que Ouya es la semilla de algo nuevo. Es cuestión de tiempo que la oferta de juegos aumente, que surja más competencia que beneficie el nicho, que sus creadores cometan errores y que realicen jugadas maestras comerciales. Es cuestión de tiempo que veamos en Ouya cómo la potencia tecnológica no es lo que determina que un juego sea divertido.

Y yo voy a matar ese tiempo jugando al Towerfall como si no hubiera un mañana.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked*

You may use these HTML tags and attributes:<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

2 thoughts on DESMONTANDO OUYA. Análisis, unboxing y juegos.

  1. Gracias por este análisis. Estoy pensando en comprar una Ouya y me ha gustado lo que he leido 🙂
    Pero tengo algunas dudas ¿se puede jugar con Ouya sin estar conectado a internet? ¿solo se pueden instalar juegos y aplicaciones mediante su market?
    Otra cosa, también soy de Canarias, se puede saber cuanto te cobraron por la aduana ¿?

    Me ha gustado el análisis, muy bueno, pero he de decir que en la primera parte me cabreé un poco al achacar mucho a la crisis. 🙂

    Te comento mi punto de vista. También creo que la Play se ha dado cuenta de que en la salida de la consola es mas favorable tener un precio competitivo frente a sus rivales, y no hacer lo que ha hecho hasta ahora: sacarla a un precio estratosférico y a los meses bajarla casi a la mitad de precio. Supongo que esos 400€ los mantendrá un buen tiempo. De esa manera la gente que la compre en su salida no se sentirá estafada a los pocos meses.

    En cuanto a la bajada de compras de juegos para la play3 y la xbox360, creo que se debe también a que hay mas competencia y a que es un gran riesgo invertir 60€ en un juego que puede ser un truñaco (o por lo menos no tan bueno) eso lamentablemente se ve cada vez mas a menudo. Y por otro lado, las tablets y compañía han traido al mercado de los videojuegos a mucha gente que no jugaba, o que jugaba muy poco. Y hay muchos juegos de 1€ que son ideales para el w.c.!!! 🙂 Los triplaA no pueden competir con eso 🙂

    Buen post!

  2. albynubio

    Muchas gracias a tí, Wilson, por tus palabras.
    Respondiendo a tus dudas, internet sirve para conectarte al market y poder descargar juegos, pero una vez lo tienes en el disco no necesitas conexión. Sin embargo, no estoy seguro de si el primer encendido puede hacerse sin internet, ya que hay que insertar el usuario. No lo he comprobado.

    Sobre lo de instalar juegos sin ser del market, tampoco lo he probado, pero por la política de apertura que tiene la empresa supongo que no debe ser complicado de hacer. De hecho, no pueden poner impedimentos para que cualquier desarrollador pueda preparar correctamente sus apps para la consola.

    Por lo del precio de aduana, tal y como comenté en lo del “estreno agridulce”, me cobraron 20€ como a todos los usuarios de otros países. Sin embargo, los gastos de envío estaban incluídos en el aporte que hice a kickstarter. No sé hoy día cuánto te podrían cobrar al pillarla en Amazon u otra web.

    Ya sobre lo de la crisis y tu enfado, bueno, es algo que no podemos obviar ya que es algo que nos golpea en muchos ámbitos y no se puede eludir :p

    Y sí, tal y como dices, seguramente las empresas, consciente de ello, han tenido que buscar una política de reducción de precios que intentarán alargar lo máximo posible. Así que supongo que tardaremos en ver una rebaja en breve tiempo (salvo en Xbox que seguramente Microsoft buscará la forma de competir con precio, seguramente sacando una versión capada sin kinect y sin disco duro).

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies