fbpx

Prototipo y diseño de un juego: Canabalt.

Si hubo un juego independiente que llamó la atención allá por el año 2009, fue sin duda el «Canabalt». Con una estudiada sencillez y un mecanismo de juego minimalista, conseguía atrapar y enganchar hasta la obsesión a todo jugador.

Su secreto: la inteligente decisión de reducir su aprendizaje a la mínima expresión al sólo ser necesario hacer un único click para saltar, enfrentada directamente a la necesidad de reaprendizaje ya que el desafío se autogeneraba de forma procedural. Con esto, el cerebro busca patrones inexistentes y debe dedicar toda su atención a un entorno hostil, sin dejar hueco en ningún instante al aburrimiento.

Si quieres jugar a "Canabalt" solo tienes que hacer click en la imagen.

Ahora, en BoingBoing encontramos algunas capturas de los bocetos iniciales que su creador ha publicado, y que sirve para entender cómo fue esa evolución desde la idea inicial hasta el juego acabado. Y descubrimos así, cómo además de la clara referencia a John Woo pretendía basarse más todavía en el sistema de Parkour de Mirror´s Edge, aunque finalmente terminó simplificándolo para beneficio de la jugabilidad.

Puedes echarle un vistazo al artículo original en este enlace.

Si te ha gustado, no te puedes perder...

[thrive_leads id=’1722′]