fbpx
Cosas que deberían hacer los videojuegos de rol pero no hacen. FIRMA INVITADA.

Cosas que deberían hacer los videojuegos de rol pero no hacen. FIRMA INVITADA.

Cosas que deberían hacer los videojuegos de rol pero no hacen. FIRMA INVITADA. Desde que tengo uso de razón, soy un gran aficionado a los videojuegos. Yo era de los de seguir a SEGA hasta el infierno y despotricar de Mario sin haberlo jugado una sola vez, feliz con mis tardes perdidas con el Sonic, el Golden Axe y el Streets of Rage.Por eso llegué tarde a los RPGs.Ni Zelda, ni Final Fantasy, ni Chrono Cross, ni cualquiera de los miles de juegos de rol para NES o SNES. Yo seguía fiel a mi Game Gear, mi Mega Drive y mi Saturn, por lo que me quedé con MUY pocos RPGs a los que echar el diente. El único que jugué de pequeñajo fue alguno cutre para ordenador y el genialísimo Light Crusader (que me digan a mí que el Diablo inventó el género ¡Ja!). Es raro que nunca hubiera sentido la atracción hacia los RPGs, ya que era un grandísimo aficionado a los juegos de rol tradicionales desde los 9 años, pero es cierto. Los videojuegos me daban acción y adrenalina, los juegos de rol me daban otras cosas, eran más inmersivos y complejos y nunca se me había ocurrido buscar eso en una consola. Pero un buen día, cuando SEGA ya había muerto y me había pasado a la PSX, un amigo me vendió por 1.000 uno de los mejores juegos de la historia: El Final Fantasy VII. Un nuevo mundo de posibilidades se abrió ante mí. ¿Integrarme en la historia? Ni el Tomb Raider, ni el Crash Bandicoot ni siquiera el maldito Monkey Island habían conseguido darme esa sensación. Solo lo consiguió Cloud Strife partiéndole la cara a cactilios y persiguiendo a Sephiroth como si no hubiera mañana.Pero mi...